Claridad, más que Fitness!

Encaramos la recta final del Maratón de Emergencia Climática

27 de febrero, 2020

A unos días para cerrar la Maratón podemos estar bastante satisfechos de los resultados conseguidos, ya que en cuatro de los tres clubs Claridad estamos consiguiendo reducir las emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero equivalentes.

Electricidad (Kwh) Gas (m3) Agua (m3) Emisiones CO2 (eq)
Claror Sardenya 3,4% 27,93% 20,42% 51,71%
Claror Cartagena 1,44% 51,69% 10% 62,06%
claridad Marítimo 1,75% 9,32% 9,11% 15,19%
Claridad Can Caralleu 1,84% 4,38% 18,5% 7,93%

Al Claror Sardenya, Hemos registrado ahorros en los tres consumos y durante las tres semanas, por lo que tenemos que felicitarnos todos.
Al Claror Cartagena, Es espectacular el ahorro de gas acumulado, ya que de momento llevamos la mitad de consumo que en febrero de hace un año. Durante todo el mes, la asignatura pendiente ha sido que el ahorro de electricidad pasara a la banda verde, lo que hemos conseguido esta tercera semana en la que hemos ahorrado 406 Kwh respecto 2019. El cómputo de las tres semanas, sin embargo, nos arrastra aún a valores negativos.
Al Claror Marítimo nos empeña el consumo de gas y pensamos que puede ser atribuible al cambio de calderas que, si bien son de alta eficiencia, han dejado de estar compartidas con el Hospital del Mar. En cambio, nos felicitamos por el aumento de ahorro en agua, pues del 4% de la primera semana, hemos pasado al 11%, tanto la segunda como la tercera semana.
En Can Caralleu, hemos remontado en consumo de electricidad, registrando esta tercera semana el primer verde con un ahorro del 10%. En cambio, el agua nos ha dado un buen susto! Estamos averiguando el motivo pero parece que el inicio de las obras puede tener algo que ver.

Seguimos actuando por el clima!

Utilizamos cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y su uso de nuestra web. En caso de continuar navegando por esta web entenderemos que acepta el uso de estos dispositivos. Más información: Política de Cookies

GTranslate