La punción seca en fisioterapia

Laura Garcia

5 de septiembre, 2019

La punción seca permite obtener mejores resultados en un periodo más corto de tiempo y es muy eficaz en el tratamiento de algunas lesiones muy concretas, haciendo el proceso de recuperación más activo, rápido y funcional.

La punción seca es una técnica de fisioterapia que sirve para tratar el síndrome del dolor miofascial, mediante el estímulo mecánico de una aguja.

Síndrome del dolor miofascial
El síndrome del dolor miofascial es un conjunto de síntomas sensoriales, motrices y autonómicos ocasionados por un punto gatillo, El cual es una zona hiperirritable de un músculo, asociado a un nódulo palpable hipersensible dentro de una banda tensa. La banda tensa es lo que habitualmente conocemos como contractura muscular. Es una zona dolorosa a la compresión, que ocasiona dolor referido, hipersensibilidad a la presión y disfunción motriz.

Para identificar un punto gatillo, Debemos estar delante de los siguientes escenarios:

• Localizar un lado tensa palpable (zona de contractura).
• Que haya dolor local a la presión de un nódulo en la banda tensa, ocasionando una respuesta de espasmo local (contracción involuntaria del músculo que trataremos de eliminar con la punción).
• Reconocimiento por parte del paciente de su dolor habitual en presionar sobre el nódulo sensible.
• Limitación dolorosa de la amplitud del movimiento al hacer el estiramiento del músculo. Esta musculatura está debilitada pero no presenta atrofia.

Un punto gatillo ocasiona dolor referido, Que es un dolor que se irradia a otras zonas relacionadas con el músculo en concreto. Cada uno de ellos tiene un patrón de dolor referido específico. En toda esta zona aparece dolor y disestesia. Unos ejemplos de este tipo de dolor podrían ser una cefalea tensional, hormigueo o la misma debilidad muscular.

La punción seca es una técnica de fisioterapia que sirve para tratar el síndrome del dolor miofascial, mediante el estímulo mecánico de una aguja.

El síndrome del dolor miofascial puede tratarse con estiramientos analíticos, o combinándolos con aplicación de sprays o con técnicas de facilitación. También puede tratarse con técnicas de compresión, de masoterapia o de inhibición, o bien mediante las técnicas de fisioterapia invasiva: la punción seca.


Tratamiento con punción seca
Usaremos la punción seca cuando hemos utilizado los recursos mencionados anteriormente y no hay una gran mejora, o bien cuando el músculo a tratar es muy profundo y poco accesible con la terapia manual.
Es una técnica mucho más efectiva que las otras y obtiene resultados inmediatos, la cual nos permite abordar el músculo directamente. Por lo tanto, está indicada para tratar cualquier problema musculoesquelético que curse con limitaciones o molestias musculares, siempre que sea ocasionado por un punto gatillo y se manifieste con dolor local o referido.

existen dos tipos de punción seca: la superficial, Lo que deja la aguja unos minutos superficialmente hace desaparecer la sensibilidad local, y la profunda, Con la que se trabaja intramuscularment, buscando respuestas de espasmo local. Lo que hace es eliminar placas motoras disfuncionales para que se vuelvan a regenerar de manera sana.

Siempre hay que hacer un buen tratamiento post punción, Haciendo una buena hemostasia, aplicando spray frío, estirando la musculatura y haciendo amasamiento local. También hay que hacer movimientos activos libres en todo el recorrido articular para activar la musculatura trabajada y sus antagonistas.

Es muy importante la comunicación con el paciente, Ya que según lo vaya notando guiará la práctica. Antes de realizar la técnica, hay que informar de lo que haremos y del dolor post punción, pues es normal sufrir dolor local en la musculatura trabajada, que puede durar desde unas horas hasta dos días después de la sesión. Es un dolor normal y controlado ocasionado por la rotura de la placa motora (unión neuromuscular).
También hay que saber de los posibles riesgos en la aplicación de esta técnica, que se evitan con una buena praxis, dada por una correcta formación del fisioterapeuta, que debe estar inscrito en el registro de punción seca del Colegio de Fisioterapeutas .
Esta informacióes hará constar en un documento: el consentimiento informado, firmado tanto por el paciente como por el fisioterapeuta.


contraindicaciones
No es recomendable aplicar la técnica a personas que tienen fobia a las agujas, personas con problemas de coagulación, hipotiroidismo no controlado, alergia a los metales (especialmente el níquel), mujeres embarazadas, niños (habría el consentimiento de los padres) y personas con implantes mamarios o prótesis.


Como conclusión, diremos que esta técnica permite obtener mejores resultados en un periodo más corto de tiempo y es muy eficaz en el tratamiento de algunas lesiones muy concretas, haciendo el proceso de recuperación más activo, rápido y funcional. Todo que en fisioterapia siempre se puede encontrar una alternativa.

Sigue leyendo ...


el autor

Laura Garcia

Fisioterapeuta

Soy fisioterapeuta especializada en el ámbito de neurología.

más información

añadir la revista a las RSS

Utilizamos cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y su uso de nuestra web. En caso de continuar navegando por esta web entenderemos que acepta el uso de estos dispositivos. Más información: Política de Cookies

GTranslate